sábado, 31 de enero de 2015

Pensamientos


La sobrevolaban con giros, quiebros. Se lanzaban en picado o planeaban, sin posarse. También lo hacían dentro de su cabeza, a veces con cabriolas de payaso, convertidas en sombras oscuras sobre el gris cerebral, otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar. Saludos.