viernes, 31 de octubre de 2014

Pedro Páramo



"-¿Es usted don Bartolomé? -y no esperó la respuesta. Lanzó aquel grito que bajó hasta los hombres y las mujeres que regresaban de los campos y que los hizo decir: parece ser un aullido humano; pero no parece ser de ningún ser humano.

La lluvia amortigua los ruidos. Se sigue oyendo aún después de todo, granizando sus gotas, hilvanando el hilo de la vida."

Juan Rulfo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar. Saludos.