domingo, 26 de octubre de 2014

En memoria



La vida en suspenso, en automático, en realidad pasa, y tú estás pero no estás. Participas o eso parece, pero no… En tú cabeza está eso.
No siempre, sólo a veces. Lo que te hace sentirte aún peor. ¿Es esa la solución?¿el olvido?
El sentimiento de culpa oprime el pecho.
No puedes olvidar… no debes… No, sería como si tú lo mataras. Pero es duro… el recuerdo.

Estas letras sobre el papel le devuelven parte de lo que fue, le hacen regresar al mundo que sigue y que parece sólo querer reservarle un sitio hacinado y frío.

Sí, estas letras permiten restituirle parte de lo que fue, de su dignidad. Luchan contra el olvido que no es ni será la solución. Ahora recupera en parte su sitio, el lugar que le corresponde: entre los vivos.
Al menos mientras tú y otros que le conocieron estéis aquí.
David Álvarez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar. Saludos.